miércoles, 16 de septiembre de 2009

Casa Vacía









Un vacío, un enorme vacío. O talvez, un rincón de una casa que no está vacío. Un hombre, o mejor dicho un cuerpo, sumergido en impulsos desmedidos, cauteloso, estudia los pasos de sus próximas pequeñas víctimas.

El espacio es frío, oscuro, y él se encuentra ahí. No hay posibilidad alguna de ignorar una presencia de tal magnitud, que no encierra, sino que abre a cada uno de los presentes su realidad.

Con absoluto conocimiento y percepción a cerca del tipo de espectador que puede llegar a rodearlo, sabio, nos promulga y decreta como “posibles interesados en los pormenores de sus mayores crueldades”. Y es ahí dónde me hago un espacio para la reflexión personal.

Muchas veces, en nuestras ocupadas vidas de estudiantes, trabajadores, profesionales nos cruzamos con realidades que nos sublevan, con situaciones que nos descolocan, y en lugar de preocuparnos por el fondo de esa cuestión, ansiosamente, nos ocupamos de indagar a cerca de cada detalle de esa realidad ajena. Sí! Perfecta estrategia para cubrir ese tiempo de silencio. Silencio generado por el impacto del saber que existe una realidad de fondo, que ya no puede sostenerse. Optamos por evadirla, por no hacernos cargo de ella.

“Casa Vacía” se manifestó en mí como una sucesión de imágenes, llenas de contenido no visual. La música de un teclado antiguo, el ladrido de un perro que se entrecruza con el único sonido generado por los pasos de aquel cuerpo. La adaptación función a función de lo que sucede en el afuera, y el adentro de esta obra, es un gran ejemplo. Ejemplo del querer estar presente, sin evadir realidades, haciéndome cargo en primera persona de lo que sucede.

Actor: Gaston Abel Rodriguez

2 comentarios:

tregua para la orquesta dijo...

hola steve, queria felicitarte por el blog, me parece un espacio sumamente interesante para conocer diferentes propuestas teatrales.
en particular esta obra la vi y coincido con tus comentarios, es una obra que no tiene desperdicios, todo en ella genera un clima especial que acompaña la dramaturgia y una excelente actuacion que te deja sin aliento.
aprovecho para felicitarte nuevamente y segui adelante que escribis muy bien!
besos! :)

Anónimo dijo...

Tebuu, como ya te dije, me gustó mucho el blog. Un gan uso le diste a este espacio para difusión de la cultura.
Solo que no soy partidaria de andar firmando, solo lo hago cuadno vale la pena.
Un pedido...subí la "conversación con el taxista" que esta buena porque te deja pensando.

Te dejo un link para que compartas mi indignación http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-15349-2009-09-19.html

Besoooo flavius